Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email

Un gran poder conlleva una gran responsabilidad.

Si lo prefieres, puedes escuchar la versión en audio aquí.

Ésta parece ser una cita bien conocida de la saga de Spiderman, más específicamente del Tío Ben, la voz de la conciencia de Peter Parker. Sin ser muy fan ni de las películas ni de los comics, he usado la frase en varias ocasiones últimamente. Se cruza en mi cabeza cada vez que cuento que ayudo a presentadores de radio a descubrir y comprobar su poder en antena.

Recientemente, también he hablado y escrito sobre el efecto positivo de poner la medición del engagement del oyente en manos del equipo de antena.

Ahora me gustaría conectar esas dos ideas: tener poder y obtener conciencia del alcance de ese poder. Cuando unes estos dos elementos, empiezas a darte cuenta de lo acertada que es, también para el profesional de radio, la frase del tutor del hombre-araña.

Algo casi mágico ocurre cuando los profesionales de antena tenéis la oportunidad de ver por vosotros mismos el efecto que lo que decís frente a un micrófono (y cómo lo decís) tiene para los oyentes. Es entonces cuando conseguís ver vuestro super poder en acción: una conexión invisible con el oyente.

Se queda unos minutos más si le dices que lo que viene a continuación merece la pena. Vuelve cada día porque le invitas a que lo haga. Le da una oportunidad al nuevo programa de tus compañeros, porque tú se lo recomiendas. Y sí, también se va si le muestras la salida.

Entonces… ¿qué gran responsabilidad conlleva tu gran poder? Nunca traiciones su confianza.

En mi experiencia, la mayoría de profesionales de radio con los que trabajo, al ver de primera mano el impacto de su poder en antena y aprender de ello a diario, fortalecen esa confianza, siendo capaces de seducir a los oyentes cada día mejor y durante más tiempo.

No necesitas ser un superhéroe para hacer esto.

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email

© 2019 - Tommy Ferraz