Continuous improvement in radio
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email

5 propósitos para mejorar el engagement del oyente de radio, en 2020

1. Descubre cuándo están prestando atención tus oyentes:

Hace unos días empecé a leer La transformación digital de la radio. Ya en el prólogo, Iñaki Gabilondo comparte la que, en su opinión, es una de las mayores prioridades en la transformación digital de la radio. Gabilondo considera esencial para la mejora en radio la necesidad de conocer cuándo los oyentes están escuchando de forma activa y cuándo sólo nos escuchan de fondo. Este parece un propósito necesario para este año si nuestra intención es mejorar el engagement del oyente y, como verás más adelante, es perfectamente factible.

2. Persigue Tiempo de Escucha Disfrutado (en vez de TSL):

En nuestra postal electrónica para felicitar el año nuevo a amigos, clientes, y profesionales de radio,  Voizzup deseó un excepcional Tiempo Disfrutado Escuchando. Espero que el pequeño tuneo que introducíamos con ese deseo fuese obvio. La industria de la radio expresa la medición de engagement del oyente con una métrica llamada en inglés Time Spent Listening (TSL)Los presentadores de radio con los que trabajamos descubren a diario qué contenidos retienen al oyente durante más tiempo. Además, son capaces de ver, de primera mano, cómo los oyentes permanecen enganchados y muestran interés a ciertos temas, contenidos entretenidos o momentos emocionantes en el programa, segundo a segundo. Que los oyentes pasen tiempo escuchando la radio de fondo está bien. Pero el objetivo principal del equipo de antena debería ser asegurarse de que el oyente disfruta el tiempo que pasa con nosotros.

3. Visualiza tu poder y asume tu responsabilidad:

Durante mi carrera, he realizado muchas de las funciones existentes en una organización de radio. Como he mencionado anteriormente, a día de hoy, estoy centrado en la introducción de la evaluación diaria de contenidos de antena a través de la ciencia de datos. Analizamos comportamientos de escucha de oyentes segundo a segundo y ayudamos a programas de radio a convertir esos datos en mejora continua de contenidos. Presenciar cómo equipos de antena observan de primera mano, a diario, el impacto que tiene en la audiencia todo lo que hacen y dicen en antena ha sido la experiencia más inspiradora de toda mi vida profesional. Cuando la gente de antena ve a los oyentes reaccionar de forma inmediata a sus palabras, algo hace click en sus cabezas y les permite ganar consciencia de su poder. Les hace más responsables, más seguros, más creativos. Un equipo de antena más atrevido significa oyentes más enganchados.

Más sobre esto aquí y aquí.

4. La medición de engagement del oyente, en la mano del equipo de antena:

Poder tomar decisiones a partir de datos requiere formular preguntas, entender los objetivos de aprendizaje perseguidos, encontrar los puntos de datos esenciales para responder nuestras preguntas, poseer el conocimiento para procesar y traducir los datos al lenguaje de nuestra industria y, finalmente, la mentalidad correcta para hacer la conversión a aprendizaje. Cuando se trata de engagement del oyente en radio, más vale involucrar a los equipos de programación y de antena en el proceso de diseño de nuestra estrategia de datos. Cuando empezamos a producir insights, en mi experiencia, es crucial que acortemos el camino de insights a acción. La medición del engagement de oyentes debe ponerse en manos del equipo de antena. Ellos son los que mejor conocen tanto los contenidos como a la audiencia. Ellos son los más capaces de interpretar los datos, encontrar patrones, entender comportamientos, descifrar razones y decidir ajustes en el día a día.  Son indispensables para convertir los insights continuos en mejora en antena.

Más sobre esto aquí.

5. “Oyempatía“:

Hace unas semanas, mientras escuchaba Cadena Ser, utilicé esta palabra inventada para alabar en Twitter un talento muy concreto de Aimar Bretos. El número dos de Pepa Bueno en Hora 25 tiene al oyente en mente en todo momento. Habla más despacio cuando explica algo que, cree, puede ser complejo para el oyente. Hace pausas para clarificar conceptos o acrónimos que no son necesariamente conocidos por los no expertos en el tema tratado. Interrumpe llamadas telefónicas cuando considera que la calidad de sonido no es suficiente. Esta empatía con el oyente parece simple sentido común, pero no es tan frecuente como debería en radio. Esos pequeños detalles son los que definen una buena o mala experiencia de escucha. Tiene cierta relación con lo que hemos mencionado en el punto cuatro. Si eres profesional de radio en antena, no sería mala idea desarrollar tus habilidades de oyempatía.

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email

© 2019 - Tommy Ferraz